Cuando la agencia de Marketing Digital hace follow-unfollow


Desde hace unas semanas, he leído varias entradas de expertos en marketing digital donde avisan de las estrategias ‘follow-unfollow’ de perfiles de Twitter.

Para todos aquellos que no hayan oído hablar de este fenómeno, lo explicaré brevemente.

La estrategia de ‘follow-unfollow’ consiste en seguir de manera masiva (cientos, incluso miles de usuarios) a la espera de recibir el ‘follow-back’. Así, muchos usuarios de Twitter devuelven un ‘follow’ como una acción “políticamente correcta” por haberle seguido previamente. Después de esperar durante un tiempo prudencial, este usuario hace un ‘unfollow’, llevándose como resultado ese conjunto de inocentes seguidores.

Fátima Martínez, experta en Marketing, Social Media y Comunicación, publicó un interesante -y divertido- post sobre esta estrategia y un caso muy particular, cuyo título tiene Follow-Unfollow: ¿una estrategia para crecer en Twitter?.

Ahora bien, este caso procede de un caso particular y también se comenta que dicha práctica en empresas podría penalizarlas. Sin embargo, ¿qué sucede cuándo esta empresa se dedica al marketing digital?

Eso es lo que me ha pasado en las últimas semanas. Durante este tiempo, varias agencias de marketing digital me han seguido y les he seguido (nada insólito, pues compartimos intereses comunes) y, al cabo de unos días, han realizado un ‘unfollow’.

No es de extrañar, pues muchos perfiles de empresas se guían por la obtención de popularidad e influencia, determinada por métricas totalmente erróneas como por ejemplo tener más ‘followers’ que ‘follows’.

Por otro lado, ofrecen datos que llevan a engañar a muchos usuarios, pues dan a entender que esa proporción se debe que la gente se interesa por tu contenido y lo que compartes. Y lo que es peor, los últimos engañados son ellos mismos, pues se han creado una comunidad ficticia donde hay miles de seguidores que realmente no se interesan por lo que difunden y, en definitiva, no les reportan beneficio alguno.

El problema de todo ello es que, si realizan esa estrategia para su propia empresa,  no sé qué harán con los clientes que les pidan la gestión de sus redes sociales.

Queda claro que sus promesas quedan supeditadas a meros resultados de incremento de seguidores. Ahora bien, cuando el cliente se cuestione la baja conversión de seguidores con respecto a visitas a su página o el ‘engagement’ de los usuarios en la red sólo tendrán una posible salida: la crisis, la respuesta a todo.

Anuncios

, , ,

  1. #1 por Soy yo el 3 mayo, 2013 - 13:26

    Esto mismo se puede hacer bien y doy fe.

    • #2 por Nacho García el 3 mayo, 2013 - 14:45

      No sé a qué te refieres con que se puede hacer bien. Si lo pudieras explicar mejor, te respondería encantado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: