Archivos para 8 octubre 2014

¿Manipulando las opiniones de tu negocio? ¡Suerte con tu reputación!


En mi trabajo coordinando los estudios de Posicionamiento de Google de o10media he podido comprobar ‘in situ’ como la reputación digital en los pequeños negocios se antoja imprescindible.

En el caso más estricto del SEO porque ayuda al posicionamiento local y porque es previsible que sea todavía más importante para el SEO orgánico con la aparición de la ‘Paloma’, el algoritmo de Google que beneficia a los directorios locales.

Y, por supuesto, porque ha una serie de portales donde el usuario entra con frecuencia para ver opiniones y en función de éstas contratar los servicios de esta empresa o no. Por supuesto, los negocios que más necesitan de estas opiniones son aquellos ligados al turismo y la hostelería.

Siempre recomendamos que hay que fomentar las buenas opiniones. Esto es, consultar a nuestros clientes y, cuando estén satisfechos (nadie tira piedras contra su propio tejado), pedirles de forma educada que recomienden su negocio en la red.

Un ejemplo de esta práctica lo experimenté hace unas semanas cuando una propietaria de una casa rural nos pidió una valoración positiva sobre su alojamiento en TopRural, ya que últimamente no le escribían reseñas de su negocio. Si tu experiencia como cliente ha sido positiva: ¿por qué no hacerlo? Esto es, sin duda, una manera de fomentar la buena reputación de tu negocio y sin ser susceptible de manipulación, pues son clientes tuyos los que están constatando esa opinión.

Ahora bien, como en todo en la vida, solemos tomar el camino más fácil. Y en Internet, el anonimato nos confiere ciertos poderes milagrosos, tanto para los ‘trolls’ como para aquellos propietarios ingeniosos que dicen: “pongo yo las opiniones con usuarios inventados o se lo pido a familiares y amigos cercanos o contrato a alguien para que lo haga”.

reputacion digital manipulacion

Ahí tenemos a nuestro amigo Yao Ming comentando su propio negocio, pero desde el más profundo anonimato que otorga la red.

¿Qué fácil no?

Leer el resto de esta entrada »

, ,

5 comentarios